Una página sobre citas en línea ofrece la alternativa de acercamientos extramaritales con total discreción y elegancia

Una página sobre citas en línea ofrece la alternativa de acercamientos extramaritales con total discreción y elegancia

La web sobre los infieles

La novedad: fue ideada por varones asi­ como diseñada por chicas, Con citas cristianas gratis El Fin De mujeres. SoHo habló con alguno de sus creadores, el francés Ravy Truchot.

En el libro Apegos feroces, la redactor y escritora estadounidense Vivian Gornick dedica un capítulo a la charla referente a la infidelidad. Joe, el enamorado, le dice a la protagonista: “Esto pasa a todas horas, todo el mundo las días sobre la semana. Así es como funciona el mundo, seri­a el instinto más básico que hay”.

En estos tiempos, en que nos casamos por amor, las cuernos son vistos como la amenaza a esa ambición; es común que tengamos ideas en contra, aunque también seri­a cierto que –más que sucumbir a las encantos sobre un tercero–, lo que buscamos seri­a volver a sentirnos deseados y no ha transpirado hacerle una fraude a la mortalidad. ¿Por qué engañamos? El enigma está servido.

Según diversos encuestas, Colombia ocupa el primer puesto dentro de las países más adúlteros sobre América Latina, seguido por Ecuador y México. El 29 por ciento sobre las colombianos reconoce que ha sido infiel por lo menos una oportunidad en su vida. Sobre otro bando, determinados estudios sugieren que esta comportamiento es más superior en países con profundos arraigos religiosos desplazandolo hacia el pelo conservadores. De sexo se habla poco sin embargo se piensa y se busca al completo el tiempo. Bien sea a través del porno, el sexting, los bares swingers asi­ como las aplicaciones sobre citas, el 75 por ciento de los miembros masculinos y el 68 por ciento de las mujeres admite efectuarse engañado muchas vez, y no ha transpirado el número de chicas adúlteras crece cada día. Esther Perel lo explica bastante bien: “Las aventuras extramatrimoniales deben 2 perspectivas: la primera seri­a el daño asi­ como la traición, y no ha transpirado la segunda viene con el aumento y no ha transpirado el autodescubrimiento”.

Además, en las aventuras de adulterio, la chica es quien ha tenido que pagar el importe más elevado, bien sea por ser engañada o por engañar

Referente a ella “hay la nube sobre culpa”, agrega la doble. Al adulto se le perdona, inclusive se le aplaude porque seri­a síntoma sobre virilidad asi­ como hombría; an ella se le estigmatiza. Así las cosas, no solamente short sobre un motivo moral sino de género, en el que las creadores de Gleeden quisieron colocar su mirada.

Hace diez años nació en Francia este lugar Web que hoy es el primero en Europa dedicado exclusivamente a gente casadas o en pareja que quieren vivir encuentros extramatrimoniales. La motivación surgió como solucii?n a un indicador importante: cerca de el 30 por ciento de algunos que se inscriben en páginas sobre encuentros sexuales mienten sobre su estatus. Gleeden se propuso entonces abrir un espacio para que puedan entrar a relaciones con total transparencia. “La infidelidad ha estado continuamente ahí. Es parte de el acontecer humano”, le dijo a SoHo, Ravy Truchot, fundador de Gleeden. Esto dice una usuaria activa: “Como sitio que unicamente crea contactos extramatrimoniales seri­a excelente. Cuando sabes que eres infiel con otros infieles, te relajas”.

La marca, que nace sobre un juego de palabras en inglés: glee (alegría) y no ha transpirado Eden, o edén (en referencia al paraíso), propone generar en la imaginación la idea de el jardín como un punto Con El Fin De explorar y encontrar: “Es pieza de una pericia en la cual el lapso es clave a la hora de hallar una pareja apropiada. Más que un edén, se alcahueteria de un lugar que se cultiva para cosechar encuentros provechosos asi­ como placenteros”, agrega Ravy.

Desde hace unos años, la página funciona en este lado de el mundo. Personas de Argentina, Brasil, México y Colombia (que cuenta con cercano de 85.000 usuarios), disfrutan desprovisto pudores de las prerrogativas que presta la tecnología de este fin.